Terapia Regresiva

El objetivo de una terapia regresiva es el ir a situaciones del pasado que nos ha causado bloqueos emocionales y traumas.

Consiste en llevar al paciente a un estado de relajación profunda tanto a nivel físico como mental, alcanzando etapas de nuestra vida y revivir situaciones, con la finalidad de que al hacerlo consciente lo podamos sanar y transmutar, creando una nueva consciencia de si mismo.

Hay situaciones durante la gestación, en el vientre materno y durante el parto, que nos han podido causar miedos, fobias, sentimientos de rechazo o abandono, accediendo a los mismos y reviviendo el parto, podemos cambiar percepciones y llegar a traumas de vidas pasadas grabadas en nuestro subconsciente, siendo como resultado Comprender y Aceptar el pasado, transmutando, liberando y sanando, borramos los patrones de víctima – culpable que hayamos podido adquirir en nuestras vidas, aceptando la responsabilidad de nuestra propia Vida.

En la primera visita, realizaremos un estudio de la personalidad para detectar prioridades y objetivos de la terapia, a raíz de esto se estructurará duración y continuidad de las sesiones a realizar.

Rosa Marín